lunes, 28 de marzo de 2011

LOS PAISAJES DE ANDALUCÍA

  • Conocer los espacios protegidos en la Comunidad.
  • Calcular las distancias en un mapa empleando la escala.
    Estos son dos de los objetivos del tema de "Cono" que nos ocupa, aquí tenéis enlaces a páginas en los que ampliar conocimientos y aprender algo más, asomándonos a esta ventana al mundo que es internet.¡ A disfrutar!

En este enlace podéis leer mucha información sobre espacios protegidos, para verlo pincha en parques naturales>>



Los primeros mapas

De alguna manera todos los pueblos han dibujado mapas de las zonas donde vivían y de sus alrededores, así como de los territorios que conquistaban, aunque a veces y en tiempos muy antiguos no fueran más que meros trazos en la tierra o grabados en las paredes en los que las civilizaciones del pasado grabaron sus conquistas, sus derrotas, rumbos nuevos, vías de comunicación, recursos, etc.
Los primeros mapas con fundamento científico provienen de Grecia y tratan de reproducir con fidelidad las informaciones aportadas por viajeros, con el propósito de reunirlas en un solo documento.
En el primer mapamundi que se ha conservado, el mundo se plasma como un disco que flota sobre las aguas.
Durante muchos siglos se estancó prácticamente el arte de trazar mapas, por lo que los marinos navegaban con mapas improvisados, hasta que el descubrimiento de la brújula permitió la elaboración de las primeras colecciones de varios planos de puertos bastante precisos.  (Edt. santillana)
Si te interesa el tema, pincha aquí para saber más. Y aquí y aquí para ver como va la cosa actualmente.
Ahora  dibuja tú un mapa del camino que sigues para venir de tu casa al colegio. 

 

martes, 22 de marzo de 2011

LAS FRACCIONES; ¿PUEDEN SER DIVERTIDAS?


FRACCIONES Y DECIMALES


OBJETIVOS



-Reconocer, representar gráficamente, leer y escribir fracciones.
-Comparar fracciones de igual numerador o igual denominador.
-Calcular la fracción de un número.
-Reconocer, representar gráficamente y escribir, en forma de fracción y de número decimal, décimas y centésimas.


Con este breve relato podemos comenzar a pensar en utilizar las fracciones y los números decimales para expresar esa duda que se le queda a uno de los personajes de la historia.


La parte del molinero
Pedro tiene mucho sueño. Se ha levantado temprano para ayudar a su padre a llevar trigo al molino. Necesitan harina para poder amasar el pan la próxima semana. Tras caminar un rato, Pedro exclama:
–¡Padre! Nos hemos olvidado de coger dinero para pagar al molinero.
–No hace falta dinero –responde su padre–. El molinero se queda con la maquila.
– ¿Y qué es la maquila?
–Pues una parte de la harina que saca al moler nuestro trigo –explica el padre–. De cada diez kilos, él se queda con uno. Ésa es su parte.
– ¡Cuánta harina tendrá el molinero! –piensa Pedro mientras siguen caminando.(Edt. Santillana)
Despues de esta introducción, ya podemos entrar en materia, y la propuesta es pinchar en estos enlaces y aprender jugando, y, así contestar a la pregunta del título; ¿pueden ser divertidas las fracciones?, espero que sí.
El primer enlace es a una web interesantísima para aprender fracciones, pero también muchas más matemáticas, lengua, inglés...
Para las fracciones pincha aquí, para más matemáticas aquí y aquí.
Y si no quieres parar y estás entusiasmado puedes seguir por aquí y por aquí.


sábado, 5 de marzo de 2011

EL TERRITORIO DONDE VIVIMOS

  • Conocer la organización del territorio de España.
  • Saber cómo está organizado el territorio de la Comunidad Autónoma.
  • Conocer las comarcas y provincias de tu Comunidad Autónoma.
  • Valorar la diversidad de España y respetar la historia, costumbres y tradiciones de cada Comunidad Autónoma. Estos son algunos de los objetivos de este tema, espero que con estos  mapas interactivos>> podamos conseguirlos y ampliar nuestros conocimientos.




    No todas las Comunidades Autónomas están divididas en comarcas, aunque sí la mayoría. Castilla y León, Castilla la Mancha, Extremadura y Cantabria son las Comunidades que carecen de este tipo de división territorial. 
    Después  de haber consultado esos mapas contesta.
    La comarca donde vivimos:
    ¿Es una comarca de montaña, de llanura o de costa? 
    ¿ A qué se dedica la mayoría de la gente de tu comarca? ¿Al turismo? ¿A la ganadería?  ¿A la agricultura?
    ¿Vienen muchos turistas a visitar la comarca?
    ¿A qué actividad te gustaría dedicarte en un futuro en tu comarca? 
    ¿Es posible trabajar en lo que te gusta sin salir de ella?
    ¿Sabes en qué provincia se encuentra tu localidad?
    ¿Y en qué Comunidad?
    ¿Cuál es la Comunidad Autónoma más grande?
    Nombra una Comunidad que se encuentre en el Mar Mediterráneo y otra en el Océano
    Atlántico.
    ¿Cuántas provincias hay en tu Comunidad Autónoma? Menciónalas.

    Las provincias que forman una Comunidad Autónoma tienen una historia, unas
    costumbres y una cultura parecidas.
    Hay Comunidades Autónomas uniprovinciales, es decir, que solo tienen una provincia.
    Y en el mundo hay países muy, muy pequeños. Existen países que son tan pequeños
    como una ciudad grande. Sin embargo, administran y dividen su territorio como los
    países mayores. Estos son algunos ejemplos:

    Serenísima República de San Marino, pequeña república situada en territorio italiano.
    Es una de las más antiguas que existen y está dividida en nueve municipios o castillos
    que también se consideran ciudades.

    El Principado de Liechtenstein, país situado en el centro de Europa. Se divide en once
    comunidades y la mayoría de ellas están formadas por un solo pueblo.

    El Principado de Mónaco se halla entre el mar Mediterráneo y Francia y es un Estado
    formado por un solo municipio. En la Constitución de 1911, se dividió en tres
    municipios que en 1914 fueron disueltos y se convirtieron en distritos. En la actualidad hay 10 distritos.

    Y ahora busca información sobre la división territorial de otros países pequeños, por
    Los símbolos de la Comunidad.

    La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, la amarilla el doble de ancha que cada una de las rojas.
    Fue adoptada en el año 1785 por decisión de Carlos III para solventar los
    inconvenientes que se producían en alta mar y las confusiones con las flotas de otras naciones. La razón de elegir la combinación del rojo y el amarillo era precisamente que son colores que destacan perfectamente en alta mar.
    Dentro de la bandera se sitúa el escudo. El escudo de España es acuartelado y acabado en punta. En el primer cuartel, en gules o rojo, aparece un castillo dorado con almenas.En el segundo, de color plateado, hay un león rampante, de púrpura, linguado, uñado,armado de gules y coronado de oro. En el tercer cuartel, de color dorado, hay cuatro palos, de gules o rojo. En el cuarto, hay una cadena de oro, puesta en cruz, aspa y orla, cargada en el centro de una esmeralda verde. Aparece también una granada acompañada de dos columnas, con la base y capitel de oro, superada la corona imperial a la derecha, y una corona real a la izquierda, ambas de oro. Rodeando las columnas una cinta de letras de oro, «Plus» «Ultra», (del latín Más allá).
    Busca en el diccionario el significado de las palabras gules, linguado, acuartelado, aspa, orla, cuartel y azur.
    A ti te toca buscar información sobre la bandera andaluza, cuando la tengas, escríbela
    junto con las respuestas a las preguntas anteriores en comentarios.



Otra de comprensión lectora.

Delfín al rescate
Wayne Grover

Hoy Marcos y yo estuvimos a punto de no ir a bucear para buscar tesoros. El tiempo se presentaba amenazador, aunque se veían rayos de sol entre las nubes. Marcos conoce el tiempo de la costa mejor que nadie y no le gustaba lo que veía mientras dirigía el barco mar adentro.
Yo inspeccionaba el agua en todas direcciones buscando a mi amigo el delfín. Le había salvado la vida al arrancar el anzuelo de gran tamaño que se le había clavado en la cola cuando era una cría. Le puse el nombre de Lolo y desde entonces ha sido mi compañero submarino.


Lolo iba nadando a mi lado cuando hace tiempo descubrí los restos de un viejo barco español que había naufragado. Estaba a unos cinco kilómetros de la costa y a veinte metros de profundidad. Lolo también estaba vigilando cada uno de mis movimientos cuando encontré una moneda de oro por primera vez. Dejé escapar un grito de alegría: — ¡ Yupi!


Y Lolo añadió su clic-clic, ese sonido típico de los delfines. Hasta hoy sólo hemos encontrado unas cuantas monedas de oro pero, ¡es toda una aventura!
- Se avecina mucha lluvia y también bastante viento - dijo Marcos, mientras se asomaba desde la proa del barco, que subía y bajaba. Yo me preguntaba si mi delfín vendría en un día tan tormentoso como aquel, pero en el mar embravecido no se veía ninguna aleta. Entonces, sentí la primera punzada de inquietud.
— Hemos llegado. Lanza el ancla — gritó Marcos. Me puse el traje de buceo y la botella de oxígeno, que tenía aire para cuarenta y cinco minutos, y me lancé al mar. Bajé y bajé, hasta que divisé el fondo del océano. Habían pasado casi treinta minutos y sólo había conseguido ver rocas y más rocas. Echaba de menos los curiosos ojos de Lolo, observándome. Justo cuando el indicador de reserva de aire señalaba que era el momento de salir a la superficie, vi un brillo de metal. ¡Eran varios eslabones de una cadena de oro! Tiré de ella con suavidad y, centímetro a centímetro, medio metro de cadena fue saliendo de entre la arena. Entonces, se quedó enganchada.
Mi reserva de aire se estaba agotando. Tenía que salir a la superficie inmediatamente. Intenté una vez más tirar de la cadena para soltarla, pero estaba fuertemente sujeta.
Cuando salí a la superficie, Marcos agitaba los brazos con desesperación. Antes de que pudiera contarle lo que había encontrado, me dijo: — ¡Tenemos que levar el ancla! Han dado aviso de fuertes ráfagas de lluvia y viento. ¡Hay que irse!
— Marcos, espera. ¡He encontrado oro! Hay una cadena de oro con piedras preciosas que debe de pesar más de dos kilos, pero está enganchada. Quiero volver a bajar para cogerla. ¡Debe de valer una fortuna!
— Ni hablar, dijo Marcos. —Las olas llegarán a alcanzar más de cuatro metros. Con oro o sin él, tenemos que levar el ancla y marcharnos.
El cielo tenía muy mal aspecto, había relámpagos y los truenos sonaban entre las olas.
—Tienes razón, Marcos, ¿pero qué pasa con nuestro tesoro?, repliqué yo, enfadado. Me pondré otra botella de oxígeno y volveré a zambullirme para soltar la cadena.
El barco tiraba con fuerza de las cuerdas del ancla. El viento rugía y la lluvia nos golpeaba en la cara.
—De acuerdo —accedió Marcos—, las cuerdas pueden sujetar el barco otros cinco minutos, pero ni uno más.

Salté al agua y me sumergí hasta el fondo. Allí estaba. La cadena parecía una serpiente de oro enrollada en su lecho marino. Me puse a excavar, cada vez más. Parecía que no se acababa nunca. Era una carrera contra el tiempo. Tenía que soltar la cadena y regresar. Miré mi reloj. Habían pasado cuatro minutos. Quizá las inmensas olas ya hubieran arrastrado el barco.
En aquel momento, mis dedos tocaron algo diferente: del extremo de la cadena colgaba un medallón con rubíes incrustados. La cadena entera medía algo más de un metro y tenía diamantes cada cinco eslabones; era increíblemente hermosa. Mientras me la enrollaba en el brazo izquierdo, el corazón me golpeaba en el pecho a causa de la emoción. Probablemente me encontraba cerca de otras piezas del tesoro, pero el tiempo se me había acabado. Tenía que salir a la superficie.
Cuando salí, las olas empezaron a sacudirme de un lado a otro. ¡El barco había desaparecido! Me hallaba perdido y solo en medio de un mar agitado por la tormenta. Las nubes eran tan negras que parecía de noche. Un escalofrío me recorrió el cuerpo. Llovía tanto que no conseguía saber en qué dirección estaba la costa.
Durante horas luché por mantenerme a flote, esforzándome por respirar mientras cada ola que pasaba me golpeaba el rostro. Solo, agotado y aterido de frío, me di cuenta de que aquel podía ser mi último día en el mundo. Y eso, ¿por qué? Por un ancla de oro que me arrastraría hasta el fondo.
Estaba tan cansado que apenas podía moverme. La angustia me invadía. Con la mano derecha toqué la cadena, que seguía enrollada en mi brazo izquierdo. La desenrollé, abrí la mano y dejé que la joya se deslizara lentamente hacia el fondo, de vuelta a su lecho marino, donde había permanecido durante casi trescientos años.
—¡Auxilio! —grité en la oscuridad. —¡Que alguien me ayude! chillé, aun sabiendo que nadie me oiría.
¡Plof! ¡Plof! De repente, el agua estalló a mi alrededor produciendo un fuerte ¡BUM! Entonces, oí el sonido más placentero que jamás podré escuchar. Era el sonido de un delfín.
—¿Eres tú, Lolo? —susurré. Me sentía tan fatigado que apenas podía mover los brazos, pero conseguí agarrarme a su aleta dorsal con las dos manos. Lolo dejó escapar un animado canturreo y empezó a nadar despacio, arrastrándome por el agua durante horas.
Yo pensaba: “¿Quién se va a creer esto?” Ni yo mismo me creía lo que estaba sucediendo. Nos acercamos poco a poco a la costa hasta que pude oír cómo rompían las olas. Lolo me llevó hasta la playa y dejé caer las piernas. Toqué el suelo con los pies. Estaba a salvo.
Lolo flotaba cerca de mí y susurraba su alegre canto de delfín. Le debía la vida, que de una manera absurda yo había arriesgado por una cadena de oro. Se dio la vuelta y nadó mar adentro, zambulléndose hasta que lo perdí de vista. — Gracias, Lolo. Gracias por salvarme la vida —grité.
Adaptado de Dolphin Treasure, de Waybe Grover. Publicado por Harper Collins Publishers, New York 1996.

4. Cuestionario

4.1. Comprensión Literal.

¿Cómo se titula la lectura?
¿Quiénes son los protagonistas?
¿Qué buscaban?
¿Cómo empezó la amistad entre el buzo que narra la historia y Lolo, el Delfín?
¿Qué vio el buzo cuando su reserva de aire se estaba agotando?
¿Qué problema surgió cuando el buzo quiso llevarse el collar?
¿Qué hizo el buzo?
¿Qué le dijo Marcos?
¿Qué pasó con el barco?
¿Cómo se quedó el buzo?
¿Qué tuvo que hacer con el collar?
Al final de la historia ¿Cómo llegó el buzo a la playa?
A Nadó hasta la orilla él solo.
B Lolo lo arrastró hasta allí.
C Marcos lo llevó en su barca.
D Las olas lo transportaron hasta la orilla.

4.2. Comprensión Inferencial.

¿Cuál es el propósito principal del primer párrafo?
A Indicar que Marcos sabía gobernar el barco.
B Indicar que podría haber problemas más adelante.
C Indicar que el tiempo estaba mejorando.
D Indicar que el buzo sabía que había un tesoro.
¿Qué le causó al buzo “la primera punzada de inquietud”?
¿Por qué crees que Lolo no apareció en un primer momento?
¿Por qué dice Marcos “tenemos que levar el ancla y marcharnos”?
¿Crees que el buzo hizo bien en sumergirse por segunda vez?
¿De qué se dio cuenta el buzo cuando llamó a la cadena ancla de oro?
¿Qué crees que pensó el buzo cuando llego a la playa ?
¿Por qué es importante Marcos en esta historia?
A Porque era amigo de Lolo.
B Porque sabía donde estaba el tesoro.
C Porque le gustaba bucear.
D Porque fue él quien indicó que había peligro.

4.3. Comprensión crítica-valorativa.

¿Con qué personaje te identificas más?
¿Pensabas que el buzo iba a encontrar el barco, cuando saliera a la superficie por segunda vez?
¿Piensas que el buzo actuó bien?
¿Qué hubieras hecho tú?
¿Qué dos importantes lecciones podría haber aprendido el buzo en esta
historia?