jueves, 21 de octubre de 2010

Récords de la Botánica

   
Curiosidades vegetales

El árbol más grande del planeta es la secuoya gigante, que alcanza los 110 metros de altura, hasta 28 metros de circunferencia y 2500 años de vida.
-->
El árbol más pequeño es el sauce enano o sauce ártico, que mide entre 2 y 10 centímetros de altura.
La caña más alta es el bambú de la India y alcanza los 40 metros de altura.
El cacto más grande es mexicano, el Cereus Giganteus que llega a los 17 metros de altura y alcanza hasta 10 toneladas de peso.
El árbol con más hojas es el ciprés, que tiene entre 45 y 50 millones de hojas de tipo escama.
La planta herbácea con las hojas más grandes vive en Venezuela y recibe el nombre de “paraguas de pobre”. Algunas de sus hojas alcanzan hasta 4 metros de diámetro.
El fruto más dulce del mundo es el de Pentadiplandra brazzeana, originaria de África. Un trozo de 30 gramos endulza tanto como 60 kilos de azúcar.
La madera más pesada es la del árbol Olea laurifolia, que no flota en el agua a diferencia del resto de maderas y que es original de África del Sur.
La planta más longeva y el ser vivo más viejo del planeta es un matorral mejicano conocido como creosota, Larrea tridentata. Un ejemplar descubierto al sur de California tenía una edad estimada en 11.700 años.

jueves, 14 de octubre de 2010

HÁBITO DE VIDA SALUDABLE: LA ALIMENTACIÓN.




Aquí tenéis un nuevo vídeo en el que se muestran los principales nutrientes y algunas recomendaciones para llevar una dieta saludable, ya que la dieta debe aportarnos la cantidad de energía que necesitamos. Si nos aporta más, esta energía se transforma en grasa y se acumula en nuestro organismo. La cantidad de energía que cada persona necesita es diferente ya que depende de sus propias necesidades, de su actividad, de su edad, etc. No necesita la misma energía un anciano que un adolescente ni tiene las mismas necesidades un deportista que una persona de vida sedentaria.La energía que nos proporcionan los alimentos se mide en kilocalorías. En reposo absoluto, el gasto calórico de nuestro cuerpo es mínimo, a medida que aumenta la intensidad del ejercicio aumenta. De media, un adulto debe consumir unas 2.000 kilocalorías diarias para cubrir sus necesidades. Esta cantidad disminuye un poco si se trata de una mujer y va en aumento para los adolescentes y los niños, para los deportistas y para personas con actividades físicas intensas.